Make your own free website on Tripod.com

PROLOGO

En pocos países como en el nuestro hay tanto texto malo dedicado a cualquier materia, sin exceptuar, desde luego, los dedicados al aprendizaje de idiomas modernos. Ello se debe a la proliferación de "hacedores de textos", en pos siempre de notoriedad y más aún de retribuciones monetarias más o menos importantes.

Pero hay también verdaderos maestros que escriben un libro para llenar un vacío que sienten profundamente. Los que siguen el movimiento esperantista en la Argentina saben bien cuán importante ha sido la influencia de Jorge Hess, incansable y veterano profesor de la Liga Argentina de Esperanto.

Por eso este libro tiene en su nombre una garantía. Si J. Hess robó horas a su descanso para escribir esta obra que no le producirá ganancia alguna, fue para llenar una sentida necesidad. Agotada la adaptación castellana del librito de Szilagyi, los estudiantes argentinas carecían de una guía y libro de consulta. Este fue el motivo de la labor de Hess. Cuando se escribe un texto la primera dificultad está en elegir un método que facilite el aprendizaje. Luego hay que desarrollarlo eficientemente.

Con amor y dedicación Hess se dio a esa tarea. Sabemos que siempre se podrán discutir métodos, pero es indudable que la enseñanza gradual, sobre la base de ejercicios y frases de inmediata aplicación, y en que las explicaciones gramaticales fluyen espaciados y naturales, es más atractivo que el llamando "gramatical". Tal es el camino seguido con habilidad por el autor de este libro, que nos lleva, por una serie de lecciones bien graduadas, al dominio de ese maravilloso lenguaje intencional que es el Esperanto.

Los ejercicios son atrayentes, las explicaciones claras y breves, el vocabulario es de inmediata y cotidiana aplicación y no se omite el buen humor. Contribuyen al éxito didáctico los excelentes dibujos de Wappers, cargados de sentido y de gracia. Bien podemos decir que Hess y Wappers han logrado hacer una obra excelente para el aprendizaje del idioma internacional, y tan útil al alumno de un curso como al autodidacta. Como profesor de Esperanto y presidente de la Liga Argentina de Esperanto agradezco a Hess y a su colaborador artístico el regalo de esta obra.

Prof. ENRIQUE BALECH

 


QUE ES EL ESPERANTO

El Esperanto es el latín
de la democracia.

El latín sirvió en su tiempo de vehículo al pensamiento universal en todo el Occidente. Los hombres de ciencia y los filósofos de entonces se intercomunicaban por medio de él con relativa facilidad. Para los demás miembros de aquellos pueblos -en su mayor parte analfabeta- separados por distancias que se median en meses, la necesidad de una lengua común no existía y vivían perfectamente sin esta preocupación, separados por más de 3.000 idiomas y dialectos.

Pero desde el reinado del latín a nuestros días, la técnica ha reducido enormemente las distancias. El mundo de tres años de Magallanes se ha reducido a un mundo de unos pocos días para 1os aviones comerciales, y la radio ha anulado, prácticamente, todas las distancias en nuestro planeta. Lo absurdo es que en este mundo así reducido y cuyos habitantes están en constante comunicación, 1os pueblos siguen divididos en sus 3.000 idiomas y dialectos. El latín ha sido reemplazado por el traductor. Radio, cine, libros, diarios, conferencias internacionales, todo lo que traspase las fronteras lingüísticas, es dominio del traductor.

Pero la traducción no es el remedio sino un paliativo deficiente, antieconómico y lento. Y esto no resuelve la comunicación personal, de hombre a hombre. Aún en los congresos intencionales, sus participantes tienen relaciones personales de sordomudos. Ninguna lengua nacional puede cumplir función de lengua internacional, por 3 razones: a) las lenguas nacionales, debido a sus caprichosas irregularidades, son difíciles de aprender y de emplear con mediana corrección; b) crearía un privilegio inadmisible para la nación cuya lengua se adoptara; c) todo imperialismo lingüístico comporta inevitablemente un imperialismo cultural; el dominio de un tipo de cultura sobre los demás.

El Esperanto es la lengua que todo hombre moderno debe poseer, junto a su lengua materna, para entenderse con extranjeros en un pie de igualdad democrática.El Esperanto es la solución práctica y simple del problema de la lengua internacional y como tal ya funciona. La UNESCO ha reconocido su importancia en las relaciones culturales. Existen sociedades de Esperanto en todos los países, y la Asociación Universal de Esperanto, con su red de delegados cubre todo el mundo. El Esperanto es enseñado en escuelas elementales, secundarias y superiores en varios piases.

Es usado actualmente en todas las actividades de la vida humana, en empresas privadas, organizaciones de cultura y por varios gobiernos. Numerosas estaciones de radio transmiten en Esperanto. En 1970, 35.000 libros, entre originales y traducciones formaban la literatura del Esperanto y esta cantidad continúa creciendo. Las publicaciones en la lengua internacional relacionan a la comunidad esperantista, que además mantiene una activa correspondencia.

Los esperantistas se reúnen todos los años, en Congresos Universales que constituyen algo así como su parlamento y donde se practica el Esperanto como lengua oratoria. Los cultores del Esperanto constituyen pues, un verdadero pueblo que ha realizado la proeza de libertarse de la maldición babélica. Para formar parte de esta comunidad, que ha abierto un camino que la humanidad tendrá que recorrer, no hace falta otro requisito que seguir leyendo con atención las páginas de este libro.


COMO ES EL ESPERANTO

El Esperanto, obra maestra de lógica y sencillez.
(Academia de ciencias de París)

La gramática del Esperanto es muy sencilla.

La componen 16 breves reglas. Estas reglas no tienen excepción. El Esperanto es fonético. Se escribe como se pronuncia. Cada letra representa siempre el mismo sonido. El vocabulario de Esperanto ha sido tomado de las principales lenguas europeas o de sus fuentes y la selección ha obedecido al criterio de máxima internacionalidad. Alrededor de un 70 % de sus elementos son de origen latino o neolatino, por lo tanto reconocibles para todo hispanohablante.

En toda palabra hay un elemento llamado raíz, del cual se derivan otras palabras y que en español suele variar considerablemente: lluvia - pluvial, hígado - hepático, a veces, la derivación puede partir de otra raíz: hermano - fraterno, casa - doméstico, etc.

En Esperanto la raíz es invariable, decirnos: pluvo-pluva, hepato-hepata, frato - frata, domo - doma. Las terminaciones o, a, e, agregadas a la raíz dan el sustantivo, el adjetivo, el adverbio respectivamente; la i marca el infinitivo de los verbos. Esto rige para todos los verbos, sustantivos, etcétera:

tefefono telefona telefone telefoni
teléfono telefónico telefónicamente telefonear
       
parolo parola parole paroli
(la) palabra oral oralmente hablar

 

VERBOS

En Esperanto el pronombre determina la persona, y la terminación, el tiempo. Existe una sola conjugación absolutamente regular. Tan sólo doce desinencias o terminaciones reemplazan con ventaja los miles de ellas que acumulan las lenguas nacionales. En Esperanto no hay verbos irregulares ni defectivos.

VERBO ESTI VERBO SER VERBO IRI VERBO IR
mi estas yo soy mi iras yo voy
vi estas tú eres vi iras tú vas
li estas él es li iras él va
ni estas nosotros somos ni iras nosotros vamos
vi estas vosotros sois vi iras vosotros vais
sili estas ellos son ili iras ellos van

lo que no quita que con ayuda de este mismo verbo "ser" único auxiliar, se puedan componer los tiempos más sutiles cuando sea necesario sutilizar.

COMPOSICION

El Esperanto toma sus elementos (raíces, prefijos, sufijos, terminaciones) de las grandes lenguas de cultura, pero poniendo orden en ellos y regularizando sus funciones, con lo que obtiene de ellas el máximo rendimiento.

En nuestras lenguas nacionales todas las palabras deben buscarse en gruesos diccionarios: teléfono, telefónico, telefonista, etc.; en el diccionario del Esperanto, para esta idea sólo hallaremos telefono. Las demás palabras las formarnos con los elementos regulares de la lengua: telefona, telefonisto, etc., así como palabras que no existen en castellano, como telefonistino - una telefonista; telefonejo (pronunciado -eio) que es una cabina telefónica. Hemos agregado aquí a la raíz telefon los sufijos -ist, -ej, -in que indican la profesión u oficio, el local o lugar y el femenino. Y así, disponemos de afijos para instrumento, soporte, envase o continente, cualidad abstracta, conglomerado, fracción, múltiplo, etc.

Todo lo que no tiene sexo es neutro, con lo que se elimina la inconveniencia de asignar género a las cosas, género que es distinto según el idioma.

El carácter aglutinante del Esperanto (y en esto se aproxima a las lenguas de extremo oriente) le permite formar fácilmente palabras compuestas, fértil recurso del que carecen nuestras lenguas neolatinas. Fervojo (pronunciar -ojo) es una palabra compuesta de: fer -raíz de fero -hierro y voj- (pronunciar voy), raíz de vojo=camino, más la terminación sustantiva. Y diremos fervojisto por ferrocarrilero.

Como fervojo se forman infinidad de palabras: paperfabriko, gasmotoro, elektromotoro, muzikinstrumento, dancmuziko, operteatro, policnovelo, etcétera.


APRENDAMOS ESPERANTO

Son tan insignificantes los sacrificios que todo hombre debe realizar pára aprender
Esperanto, y tan inmensos los beneficios que de ello han de resultar,
que nadie debe sustraerse de hacer ese estudio.
LEON TOLSTOY

COMO SE PRONUNCIA El ALFABETO de Esperanto consta de 28 letras. Cada letra representa sólo un sonido: Aa, Bb, Cc, Ææ, Dd, Ee, Ff, Gg, Øø, Hh, ¦¶, Ii, Jj, ¬¼ Kk, Ll, Mm, Nn, Oo, Pp, Rr, Ss, Þþ, Tt,Uu, Ýý, Vv, Zz.

Las vocales, e, i, o, u, son iguales que en español.

Con excepción de las que siguen, las consonantes se pronuncian como en español:

c suena como ts: danco, cedro (dantso, tsedro)
æ como ch: æu (chu), æambro (chambro)
g es siempre suave: gitaro (guitaro), gemo (guemo), ganto, (ganto)
ø como en italiano "giardino" o como j en "Jeep", "jockey"
h suena aspirada como en inglés, o como la j de los mejicanos, mucho más suave que la de España.
como nuestra j. ¶oro (joro)
¼ como j francesa en "journal" o como la s en inglés "treasure" o "vision"
þ como sh en "Shakespeare" o la ch francesa en "chic".
z suena como en francés o en inglés o como la s en italiano "casa" o como pronunciamos la s de musgo, rasgo

 

j ý son semiconsonantes.

j suena como y en voy, hoy o como i en hielo, hiato. Forma sílaba (diptongo) con la vocal vecina: aj, ej, oj; uj, (ay, ey, oy, uy) Jes (yes), kaj (cay).

ý es la u breve de Europa, auto, y también forma diptongo con la vocal vecina: Eýropo, aýto.

Las letras q, w, x, y no existen en el alfabeto de Esperanto. Tampoco existen letras dobles ni mudas. El nombre de las consonantes se forma agregando a éstas la letra o: bo, co, do, jo. ýo, etc.

El ACENTO recae siempre sobre la penúltima sílaba. El número de vocales de una palabra indica el número de sílabas que la forman. En Esperanto el acento no se escribe, sólo se pronuncia; no hay tilde (´).

Ejemplos:

Papero estas utila (papéro éstas utila). Como la j no es vocal, el plural paperoj estas utilaj (papéroy éstas utilay) no cambia de acento, pues las sílabas son pa-pe-roj, u-ti-laj. Así jes (yes, como en inplésl) es una sílaba, pero ies (íes) son dos. Belaj (bé-lay) son dos, mientras que balai (ba-lá-i) son tres. Baldaý (bál-dau) dos silabas; balau (ba-la-u) son tres. Y así Maria (Ma-ri-a), Sonja (Sónia); kio, kiu (quí-o, quí-u).

Este artificio de la j y la ý permite al Esperanto disponer de diptongos sin recurrir al acento ortográfico.

b, v:

Los de habla española deberán tener presente que el sonido de la "b" es muy distinto que el de la "v" y que en Esperanto deben diferenciarse perfectamente. La v es siempre labidental: bela, velo, baro, varo.

r, rr:

En Esperanto la "r" no tiene dos sonidos, como en español (rosa, aro) ; siempre es suave como en "pared" En rivero las dos eres suenan igual.

Cuando en una palabra se suceden dos letras iguales se pronuncian separadamente. Así mallonga (mal-longa) -corta, opinii (opini-i) -opinar.

La frato estas bona -e1 hermano es bueno. descompongamos esta simple oración en sus elementos:

La es el artículo determinado. Se lo emplea en general como en castellano, al referirse a cosas o seres conocidos o determinados. La indeterminación: "un hermano" se traduce por ausencia de articulo, y el problema se resuelve con economía.

Frato es sustantivo. El sustantivo es el nombre de las cosas o seres. Frato se comporte de la raíz frat- y de la terminación -o, que corresponde a todos los sustantivos en Esperanto.

estas indica el estado. Es un verbo. El verbo es una palabra que expresa acción o estado. Tenemos aquí la raíz est- y la terminación -as que 1levan en Esperanto todos los verbos en tiempo presente.

bona señala la cualidad. Es un adjetivo y por eso termina en -a como todos los adjetivos en Esperanto. Si ponemos la frase en plural:

La fratoj estas bonaj = Los hermanos son buenos, (pronúnciese: la frátoi éstas bónai), notamos que el artículo la no ha variado, que el plural se forma añadiendo una j final al nombre y al adjetivo; que el verbo estas no cambia en el plural.

Y si decirnos:

La fratino estas bona = La hermana es buena, (pronúnciese: la fratino éstas bóna), observamos que el artículo la permanece invariable, que el adjetivo bona es igual para masculino y femenino.

Æu la frato estas bona?= ¿Es bueno el hermano? (pronúnciese: chu la fráto éstas bóna). El español tiene el signo de interrogación invertido ¿, que otras lenguas no usan porque interrogan invirtiendo la frase. En Esperanto tenemos el signo sonoro æu (chu) que se ve y se oye, y no obliga a entonación determinada.

Æu = ¿

Kiu estas bona?= ¿Quién es bueno? nos muestra que, naturalmente, no hace falta poner æu ante una palabra que de por si ya es interrogativa. Le mismo ocurrirá con kio? (quío) = ¿qué cosa?, etc.

La libro estas nova. (nuevo).
-Æu la libro estas nova?
-Jes, la libro estas nova.
-Kio estas nova?
-La libro.

Jes = si. Ne= no.

-Æu Esperanto estas facila? -Jes!

Y, antes de comenzar con la 1-a Leciono, retenga y trate de seguir estos pocos consejos, aplicables al estudio de cualquier lengua: .

  • Lea en voz alta. .
  • Es preferible leer y releer los textos que memorizar reglas.
  • Antes de recurrir al vocabulario, trate de comprender.
  • No traduzca mentalmente. Al responder preguntas hágalo directamente en la nueva lengua.

  • 1-a Leciono